La empresa Torrent Api, es una empresa dedicada al alquiler de apartamentos en la Costa Brava, su experiencia en el sector le avala ofreciendo numerosos tipos de alojamientos para que disfrutes de unas fantásticas vacaciones.

Reservando en nuestra página web podrás ver la disponibilidad en tiempo real y realizarás la reserva de manera fácil y sencilla, y disfrutar de sus vacaciones en la Costa Brava.

Te ayudamos a encontrar el lugar ideal para que disfrutes de un descanso merecido.

POBLACIÓN


Rincón marítimo de la Costa Brava

La Costa Brava es un bellísimo rincón del litoral mediterráneo, que abarca las comarcas catalanas del Alto y Bajo Ampurdán y de la Selva. La naturaleza ha sido muy generosa con esta franja de mar y montaña, donde se agrupan bellísimos pueblos pesqueros, parajes naturales de gran valor, playas de fina arena y aguas turquesa y un vasto patrimonio cultural. La mejor forma de disfrutar de la tranquilidad y paz de este magnífico enclave es recorriéndolo de norte a sur y optar por un alquiler vacacional en alguna casa o apartamento de impresionantes vistas.

Hablar de la Costa Brava es, en primer lugar, hablar de sus pueblos y ciudades. Y es que estos son, además de enclaves privilegiados, donde el mar y las pequeñas casas conviven en una tranquila armonía, centros culturales de primer orden. Como Cadaqués, lugar de inspiración de grandes artistas como Dalí, Picasso o Miró, debido a su evocadora belleza. Además de en este bohemio enclave, podemos seguir la huella artística y cultural visitando Port Lligat o Figueres, dos sorprendentes poblaciones salpicadas de surrealismo y vanguardias artísticas. Por su parte, la Calella de Palafrugell nos transportará al interior de un lienzo, gracias a sus bellos y pintorescos rincones, como sus casitas y las coloridas embarcaciones de pescadores junto al mar.

PLAYA


Calas de la Costa Brava

Otro paraje marino está formado por las Islas Medes , una de las reservas naturales más ricas del Mediterráneo Occidental, ideales para una excursión en barco desde l'Estartit. Para los más valientes, el Parque Natural del Montgrí, también en l'Estartit, aporta un extra de aventura con sus actividades acuáticas y submarinismo en la Costa Brava.

Quienes se decanten por l’Escala podrán descubrir la Playa de Portitxol. Se puede admirar un antiguo puerto griego en un gran estado de conversación y conectado con el Paseo de las Dunas, que les acerca al pueblo medieval de Sant Martí d’Empúries. Las vistas y el clima privilegiado durante todo el año logran que esta localización sea muy apreciada en cualquier época.

Por supuesto, la zona está llena de rincones y calas a las que visitar. Algunas están llenas de encanto, discretas y apacibles, mientras que algunos rincones colman a los que buscan más sociabilizar y el deporte.

QUÉ HACER


Playas Costa Brava

Hay más historia en las villas medievales de Pals y Peratallada. Se trata de dos joyas antiguas de la comarca del Baix Empordà que han sobrevivido al paso del tiempo. El visitante descubrirá en estos lugares clave el estilo arquitectónico románico y gótico catalanes.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán en cualquier rincón de su imponente belleza: en el Parque natural Cap de Creus, un magnífico paraje donde nos deleitaremos con las vistas de su abrupto relieve en sincronía con el mar al fondo. Un lugar para la inspiración y el descanso. Y es que este paisaje de apariencia lunar se abre a nuestros pies, salpicado de hermosas y solitarias calas y pequeños acantilados donde sentiremos el misterio y la grandeza de la naturaleza.

Pero la Costa Brava también nos ofrece grandes dosis de alegría y diversión, sin por ello renunciar a su belleza y encanto propio. Así, municipios como Lloret de Mar o Tossa de Mar nos sorprenden con calas tan hermosas como las de Sa Boadella, bordeada por un bosque de pinos; hermosos parques; jardines como los de Santa Clotilde, de vistas inmejorables; o un patrimonio cultural e histórico tan impresionante como el castillo medieval de Tossa de Mar, con vistas a la bahía, su ciudad vieja y una riqueza marítima tal que nos invita a conocerla con deportes como el buceo o piragüismo. Pero, además, al caer la noche, estos pueblos marineros se llenan de luz y vida, amenizados por buena música, el mejor ambiente y una gastronomía mediterránea capaz de aunar sus frescos productos del mar con el sabroso sabor de su tierra.

La Costa Brava es un paraíso natural donde disfrutar con la familia o los amigos de la tranquilidad del mar, calas perdidas y pueblos cargados de magia y encanto. Nosotros te invitamos a descubrirla y relajarte en cualquiera de nuestras residencias vacacionales en l’Estartit, Pals i l’Escala.